Quien eres

Destronado del fragmento

lamento de tus adentros

¿Eres tu, de regreso?

Madera, calor y fuego dicen:

 

¿Eres tu?

¿Lugar de esperanzas inconfeso?

Nos toca y nos murmura

A menos de 50 metros

Como un niño desconocido travieso

 

¿Eres tu?

¿El de los sueños púrpura?

Pena. Hoy has salido ileso

Un día más. De frágiles desencuentros

Dos, tres sorpresas. Un nacimiento.

 

Y un deseo

¿Eres tu?

¿Enterrador de los excesos?

Adivinar un pensamiento

de un terremoto sin epicentro

 

¿Eres tu?

¿Vecino en tu receso?

Pared entre nuestro firmamento

Te escucho. A ti y tus cuentos

Hoy. En tu silencio yo me expreso.

Publicado en Literatura | Etiquetado | Deja un comentario

En algún dolor llamado presente

A Samuel W.

Un cristal de entre mi pecho
Rozadura, golpe, un cuello maltrecho
disiparme en la ruptura
Saludar. Aterrizar en la ausencia de dulzura
Todo remedo recuerda el derecho
de la luz a iluminar la sombra oscura
irreparable, asimétrico. Los lados de la fractura
Arden en la luz. Declaran una aventura
Sin sutura. Un fragmento en el estrecho
entre vida o muerte. De nombre presente.
Un cambio. Una razón. Una entrega desde el corazón
Devoción. Parches humildes y coraje disidente
Es. Mi presente. A este mundo. Sobre este renglón.
Los cantos de cristal en mi pecho he pulido.
Te expurgo como prisma iridiscente
Fruto pasajero para contemplar
pasado
futuro
presente

Publicado en Literatura | Etiquetado | Deja un comentario

(des)conocido

Quien pudiera imaginar
Que en tu pecho iba a brotar
El olvido de un recuerdo
Donde mi mano no alcanza

Y no me atrevo a confesar
Cautivo ante aquel reflejo
De mi pupila en el espejo
Mi voz sincera o similar

Y suele ser tarde
Ya que para entonces
Tras otro tímido alarde
El pulir de los verdes bronces

O la bruñida exégesis
En retales revierte
De infinita mímesis

Ante el injusto aparente
¡díganme si es compartido!
La lucha con lo diferente
Aniquilación de un sentido

O de muchos, o de otros
O de ninguno –acuérdate
Desconocido. Y pálpate,
Tócame y de nosotros

Háblame y revélate
La imagen rota transcrita
Diles aquello que delate
Nuestra esencia proscrita

Trunca, futil, fría, sucia
Simplemente ceniza agria
En voces ajadas, sentir
Ausencia o aquella minucia.

 

 

Publicado en Literatura | Etiquetado | Deja un comentario

Camino de amante

08.08.2015

No, no
Pero que perdón
En tu naranja oración
Que despierta en mi diafragma
Se apalanca en mi garganta
Es sin resolución un sintagma
Una trinchera de perdición
Bajo la niebla del sueño
Tierra quemada sin dueño

Jugando a las cartas
Hicimos un cambio
Vuestra resistencia por mi coraje
Camino del fin sin homenaje
Porque me quema el deseo

De conquistar nuevo terreno
Paisajes post-mortem
Triste camino del veneno
Hacia las nieblas sin norte
Corte, rasguño entre el centeno
Está en mis dedos sin estarlo
¿Estoy despierto o atrapado?
Atrapado
Estoy
¿Recuerdas el veneno?
Su sabor, su fulgor, su hermoso dolor
Mis compañeros fantasma
Sus cuentos de hectoplasma
Mi odio, mi fuego, mi rencor
Por ellos mi admiración inconfesable
Oculto mi deseo de su muerte
Y nuestra entera rendición

¡Qué bendición!
Sus revuelos, sus gritos inefables
Ruegan mi regreso
Hablan de mi locura
De mi pasado, de mi inminente deceso

Yo soy el amante
Y hoy me duele mi sordera
En la disolución de vuestros bramidos
Perdón
No entiendo de fronteras
Hoy solo escucho estos paisajes curtidos
Bajo este cielo gris diamante

Perdón
Hoy solo siento mi cuerpo exhausto
Mi traje y mis botas de fausto
Este barro, esta piel
Cubiertos por trazos de carbón

Tierra húmeda
Tierra mojada
Otro día, otra danza
Con las semillas de la esperanza
Ya me he ido
Ya me he marchado
Con estos pies
Con estas manos
Siento que
Por
Fin
He
Llegado

Publicado en Literatura | Etiquetado | Deja un comentario

Yorckstrasse

Estos versos surgieron como una colaboración con mi hermano Martín. En el proyecto explora la combinación entre texto e imagen. Su foto me sirivó de inspiración para este texto.

train.jpg

Yorckstrasse.

Dónde nos hemos perdido
Aquello que perseguimos
¿Tu acaso te has rendido?
Penacho de horizontes
En el baile de gigantes

Entre rimas sin sentido
Respiro hondo, dos segundos
Tu mirada o unos instantes
La puerta delante mío

Se detiene el tren, me miro
¿Ese es mi reflejo impío?
O el del otro tras el cristal

Un paso, bajo y me giro
Sobre estos viejos andenes
Y viajes sin billetes
Resopla un suspiro

Quién se va? ¿Quién se ha ido?
Es el tren que se ha movido
El que con su viento
Susurra su despido

O es esta estación
Este mundo, este instante
El que anuncia su rendición
Se desploma, me aleja
Escaleras abajo
Mientras tejo la madeja
De mis silbidos,
De mis silencios reprimidos

Esta noche de aceras
Crepita en los semáforos
Una chispa, un bramido
Zas, se encienden como fósforos
Y degusto la abrasión
La voluntaria consumación
Explotar en un instante
Acariciado interminable
Celebración de ceguera u olvido
Del requiem de lo finito
De la imploración de lo indefinido

Publicado en Literatura | Etiquetado , | Deja un comentario

Београд

Sin que idioma te marcarán las palabras desconocidas. Consonantes en la lengua que no te caben en la boca.

El cuerpo cae y el silencio ayuna. La piel se recuerda. ¿Dónde te he visto? o ¿Dónde me has visto tu a mi? Un mundo subterráneo y pobre nos debería acoger.

Uno donde no haya tema ¿de qué relatar? En vez de espacio, solo tiempo. En sí, sin más.

Saber de mi respiración profunda me excita, sinceramente. Porque es una cadencia que se que recuerdas, y te gusta observar, y yo me dejo observar, tocar, mi respiración, se acoge a tu piel, inalterada, tranquila, en confianza. Eso tan fragil.

Estos dias me he olvidado de mi rostro, de mirarme en el espejo. No ha hecho falta. No sabía que veian, pero confiaba en ello, también me sentía seguro en el riesgo de mi mirada hacia el otro. No hace falta el rostro.

Tac,tac, tac. Los tacones en el parque, el semáforo para ciegos. El olor del pan de pita de los PEKARA que se mezcla con la combustión de los coches a gas. Las calles oscuras, la primavera que se sintió otoño y las paredes desconchadas. ¿Dónde te he visto? ¿Dónde me has visto?

Aquí ha habido muchos llantos, muchos. De los que muerden dientes. De los que bloquean el aire denso por la nariz. Inexplicable ruido cuando lo que quiero es ver lo invisible.

Tendría que poder tocar algo, pero mejor dejarse tocar. La usurpación del espacio me devuelve a un común continuo, que más allá de la continuidad me desliza en un momento, que quizás existente o no es un espacio, tiene una contingencia invisible constante, pero frágil, bella, que ya le gustaría a la memoria poder seducir. Quizás ya lo haya hecho, pero eso es diferente.

Image

Publicado en Literatura | Etiquetado | Deja un comentario

Excursión al campo

Excursión al campo

 

 

El chico en camiseta picaba el palo contra los rescoldos que quedaban.

-“Pero cuando de la cenizas, del frío, del vacío y de los gritos ahogados carentes de respiración y de la quietud más desesperante, resurge en nuestros corazones, en cada palmo de nuestro cuerpo, esa vibración atenuante, y esa debilidad tan fortificante que ablanda nuestro pecho, que ablanda nuestra mirada, estamos ante la señal inequívoca de que, al fin y al cabo, estamos vivos”:

Recitaba el hombre que se encontraba de pie, al lado del chico que jugueteaba inocentemente con el palo sobre los rescoldos que revoloteaban en el aire, siguiendo el rastro sutil del río que corría bajo la mirada de aquel hombre , que resultaba ser el padre de un chico que hace días atrás se perdió en el bosque de la calderona.

26.05.08.

Publicado en Literatura | Etiquetado , | Deja un comentario